24 horas en la vida de un avatar

A mi hijo, dador de información tecnológica.

 ¿Por qué te vas a meter en una caja de identidad
 pudiendo experimentar la infinidad?
Elizabeth Gilbert

8 a.m. – 6 p.m.: “McDonald’s, me encanta”. Carlos lleva el primer pedido de hamburguesas. Le espera entregar 50 más, muchos a personas antipáticas. Limpia mesas y baños, hasta que brillen como los aros dorados; a veces debe encarnar a Ronald McDonald: odia ese disfraz, esa máscara, ese avatar indeseado. Finaliza la jornada, el supervisor con sus gritos.

“Creen que me conocen, que soy Carlos Martínez, cédula XXX, 22 años, de Guarenas, madre pobre y dos hermanos menores. No tienen idea de quién soy, de qué soy capaz”, piensa.

8 p.m. – 3 a.m.: En la computadora, entra en su juego-reino de todo lo posible, Eve Online. Él es Game Master y Fleet Commander, es Actrom, Comandante de Flota de su grupo. Sus subordinados, miles, rusos, europeos, norteamericanos. Organiza las estrategias del día, da órdenes, dirige acciones para tomar flotas enemigas, conquistar sistemas solares. Contesta mensajes de admiradores.

Organizan un próximo encuentro presencial Islandia, para conocerse y planificar. Actrom ensombrece, sabe que con el salario mínimo de su alter ego, jamás podrá ir.

8 a.m. – 6 p.m.: “McDonald’s, me encanta”…

 



Norma Socorro Marcano
El reto de decantar la idea principal y deslastrar el texto de aquellas palabras que no la expresen con pulcritud verbal.

Imagen: fotografía e intervención digital por José Rafael Álvarez sobre fotografía McDonald’s golden arches de Anthony 92931.

4 comentarios en «24 horas en la vida de un avatar»

  1. Mi alter ego es el que hace récipes , se introduce en el colon de los pacientes y navega entre haustras…
    Mi avatar es el que está leyendo y viviendo tu texto, estimada Norma y me cuestiona a pensar (y decidir) que este avatar (mi avatar) no dura 24 horas… Mi Game of Thrones es éste: el que disfruta este “metaverso” de orfebres de la palabra, como tú.
    Una nota de texto, me gustó y me dejó pensando qué montaré en mi perfil y cuál emoticon me representará mejor…!

    Responder
    • Hola Carlos,sí, imagino que son dos experiencias comunes a muchos jóvenes en el mundo, tanto el trabajo “real” como, ahora, en la virtualidad, ese desempeño tal vez más gratificante… Gracias por tu lectura, saludos.

      Responder

Deja un comentario