¿Por qué no pensó antes?


¿Por qué no pensó antes en los 452 compuestos orgánicos volátiles que libera el cuerpo humano al morir? Ahora las tías no volverán a disfrutar del azul del mar desde la terraza y los niños no podrán jugar sin sentir ese putrefacto olor por toda la playa. Nadie le dijo que los cuerpos deben enterrarse más profundo, al menos dos metros por debajo de la tierra, tampoco pensó en el calor de la costa. Tan superficial, que se enfermarán todos, y uno a uno caerán como piezas de dominó. O, peor aún, todos sabrán lo que pasó aquella noche.



María Eugenia Pulido Rivas

Agradecimientos especiales la Profesora Eugenia Canorea.
Microrrelato publicado en @negraydebolsillo (2020), escrito para la materia electiva Novela negra: un género superventas dictada por la profesora Eugenia Canorea.

Imagen de portada: Joaquín Sorolla Bastida, Bajo el toldo. Zarauz (1910), óleo sobre tela, 100 x 115 cm., St. Louis Art Museum.

 

Compartir:

1 comentario en «¿Por qué no pensó antes?»

Deja un comentario