El primero de la lista

Francisco era un pico de oro  y  estafador nato. A sus cuarenta años incontables amores, cerebros y corazones, hombres y mujeres, habían sido aniquilados bajo ese toque de resplandor-dolor que usaba diestramente. Una mañana fue a la panadería a desayunar y un caballero oloroso a Vetiver se acercó y le susurró al oído:

—Pancho, soy la Muerte, hoy es un hermoso día para llevarte…

—¡Imposible! —respondió Francisco—. ¿De qué hablas? ¿Dónde está tu guadaña?

—No la tengo, pero tengo La Lista y acá está tu nombre ¡de primero!

—Mi estimada Muerte, tendré que aceptar mi inexorable destino, pero primero te brindo un cachito.

La Muerte aceptó, conversaron amenamente y ella se preguntó por qué debía llevarse a este sujeto tan amable. En un descuido, Francisco borró su nombre de la primera línea de La Lista para ponerse de último. Acordaron encontrarse, antes de la medianoche, en el mismo sitio. Al verlo alejarse, la Muerte pensó: “Este es el único mortal que me ha invitado a comer, me ha hecho reír y no ha sentido terror… sólo por eso, sólo por este día, invertiré el orden: empezaré por el último de La Lista”…



María Alejandra Rondón
Escribir microrrelatos es desvestir la palabra, quitarle el lazo de raso y la enagua al fragor de la mirada del lector, quien finalmente decidirá si amará u odiará la belleza que habita en su aparente simplicidad…

Imagen: Jonathan Velásquez

 

19 comentarios en «El primero de la lista»

  1. Ahhhhh, que vueltas que da el destino, pero por más que esquivemos lo pautado, usemos nuestras artimañas , “lo que es del cura, va pa’ la iglesia” mi estimada .

    Destino es destino.
    Genial, gracioso , ocurrente, como tú.
    Me gustó. Abrazos , mi estimada doctora.

    Responder
    • Asi es mi Licenciada,:
      “Lo que es para ti ni que te quites. Lo que no es, ni que te pongas”.
      Una mano Universal nos trajo y otra nos llevará… el Orden Divino.
      Qué alegría, gracias por leerme y comentar
      ¡Un abrazo!

      Responder
      • La vida te da sorpresas….., Estamos rodeados de Panchos , Pedros Navaja, hasta Tíos conejos, que el azar los sorprende, tanto como nos sorprendiste con ese final , me encantó

        Responder
    • El Orden de la Vida viene siendo benévolo y maravilloso conmigo desde hace unas cuantas lunas…
      fíjate que me ha regalado compañeros de vida magníficos …como tú mi Rafael querido.!!
      Gracias por leerme y comentar !

      Responder
  2. La simplicidad de lo inevitable… ¿Acaso es este relato la aceptación del determinismo de saber o presentir el impepinablilismo del Universo? ¿Se atreverán los poetas cuánticos a sugerir que en algún universo paralelo Pancho borra su nombre de la lista, se equivoca y no vuelve a incluirse? ¿O un universo en el que La Pelona no suelta para nada su guadaña y Pancho apenas llega a escuchar el silbido que hace la hoz en el aire al segar… las gramíneas? Volveré a leerlo. Algo me dice que Pancho se escapa.

    Responder
  3. Todavía estoy degustando todas esas impepinables posibilidades de Pancho y sus trácalas..( incluso me abriste ideas de otros subrelatos del Primero de la Lista,,!
    Divertida, con un auch ahogado imaginando la hoz en las gramíneas de Panchito ( pero no Mandefuá ) y agradecidísima de tu ultrajocoso y muy bien respaldado cuánticamente comentario !
    que te llegue mi abrazo traspasa Cordillera de los Andes, Simón querido !

    Responder
    • Así es Stella…creo también muy de nuestras latitudes, creo es el trópico y sus meridianos o simplemente esa ambivalencia tan propia del ser humano.
      Gracias por tu lectura y comentario…

      Responder
  4. Como siempre, disfrutando de tu capacidad creativa. Tantos rostros que pude colocarle a Francisco jajaja… Esa es la esencia de un buen escritor, lograr que el lector se sumerja en el escrito y lo viva realmente. Para cuándo tu libro??????

    Responder
    • La vida diaria nos cruza con muchos Franciscos mi querida Isabel…
      Lo que sí es cierto es que a todos esos Franciscos en el momento menos esperado les llega una LISTA.
      Agradecida por tu lectura y comentario generoso… espero que sea pronto el libro.
      ¡Un abrazo afectuoso!

      Responder
  5. EL PRIMERO DE LA LISTA
    MARÍA ALEJANDRA RONDÓN, Contexturas, mayo 2022
    A pancho le llegó la hora, como a todos nos ha de llegar. Si en lugar del señor de la Guadaña, lo hubiera abordado Láquesis, su estrategia seductora toma otra dirección. Con o sin tijeras, hasta con los dientes su hilo se corta.
    Esta es la maravilla de los microrrelatos, nos permiten jugar con lo que pudo o no suceder.
    Como dice María Alejandra Rondón: ¡ Me gustó !

    Responder
    • ¡ Ud. no sabe cuanto me gustó que le gustara Onésimo y que le despertara ese maravilloso ideario mítico al que nos desplaza la Muerte como entidad propia !
      Agradecida por su lectura y comentario .

      Responder
  6. El factor sorpresa,siempre inesperado, aún con la buena voluntad de la muerte.A la hora precisa,ni antes ni después.Me gustó leerlo e imaginar la escena en la panadería…

    Responder
    • Mi querida Norma: nunca imaginó un cachito ser pre-póstumo.
      ¡ Qué alegría que te gustara leerlo !
      Un gran afecto y agradecimiento por tu lectura.

      Responder

Deja un comentario